CRISTALES METÁLICOS

 

 

Los materiales metálicos pueden estar constituidos por elementos metálicos puros o combinaciones de ellos (aleaciones), pero también pueden contener pequeñas proporciones de elementos no metálicos.

 

En general:  
  Son buenos conductores del calor y de la electricidad.
  Son opacos a la luz visible y sus superficies pulidas son altamente reflectantes (brillo metálico).
  Son resistentes, aunque deformables, lo que los convierte en excelentes candidatos para las aplicaciones estructurales.
  Algunos de ellos tienen interesantes propiedades magnéticas (imanes permanentes, núcleos de transformadores, etc.).

 

 

La tendencia a la cristalización de los materiales metálicos es muy elevada, por lo que en general su estructura atómica es ordenada. Sólo si se someten a velocidades de enfriamiento muy severas puede invertirse esta tendencia y obtenerse un metal amorfo.

 

 

 

 

Pagina Principal Estructuras Cristalinas Volver a la página principal